martes, 5 de octubre de 2010

PAPELES Y RECUERDOS...

Clavel de papel

Alex habló acerca de una entrada de Thiago acerca del papel.

Cuando recuerdas algo no solo traes a la memoria la sucesión de hechos sino también las emociones, los olores, los sabores, la temperatura o la estación del año, claro todo eso depende de tu memoria.

Me encanta el papel. Mi mamáma nos traía libros para colorear, cuentos para leer antes de dormir con un aroma particular y único que era lo último que yo recordaba antes de dormir.

  leer antes de domir
 
El sonido de las hojas al pasarlas se mezcla con el de su voz suave en mi memoria, o sus dedos rápidos entre ellas con la sensación de una caricia en mis cabellos.

Fue mi mamáma quien me inició en la lectura, los regalos de ella siempre incluía algún libro.

Cientos de anécdotas podrían llenar esta entrada relacionadas con ella, los libros, los lápices y los colores, las tijeras sin punta, las reglas, los moldes para hacer alguna blusa que quería y no tenía ni la menor idea de cómo empezar, la modificación de un molde de la revista de costura, los rehiletes hechos con papel de regalo o de diario, las pajaritas de origami, las bolsas de papel estilo médico chino (tienen una forma particular de envolver la medicina que te recetan, jamás se te caerá nada, por la forma de cerrarla) el papel tissue en su carterita perfumada, la libretita negra de apuntes infaltable, su cuaderno de recetas, o los libros de recetas que heredamos mi madre y yo de ella, todos con anotaciones al margen, la forma diferente de escribir la letra “t” con un lacito arriba que copié o la de la “b”  o la  “s”  que aún hoy uso. Libros, papeles y mamáma me traen a la memoria paz, y en los labios una sonrisa.

papel en blanco

La textura de los papeles la disfruto enormemente, pasar los dedos por la superficie del papel  o del libro, como si tus dedos tuvieran memoria propia y pueden decirte cual libro estas tocando sin mirarlo.  Llegué al punto de saber en qué página de cual libro o revista podría encontrar lo que estaba buscando, en la biblioteca paterna, a los once años había leído todos los libros existentes allí y cada nuevo venía a parar a mis manos, sea de lo que fuese, desde geografía, hasta criminalística, pasando por derecho o anatomía, no importaba que era yo lo leía.

Otra cosa que recuerdo es la habilidad de usar no solo las manos o la buena memoria sino también los pies. 

libros

En el colegio de monjas donde estudiábamos las profesoras eran muy estrictas y ni por casualidad dejarían que nos copiáramos, habían dispuesto que los libros y cuadernos durante los exámenes estuvieran en el suelo suponiendo que de esta manera no habría la menor posibilidad de copia.

Como no podía oírse ni el vuelo de un zancudo en el aula en el momento del examen so amenaza de llevarnos a la dirección, nos las ingeniábamos para comunicarnos por medio de señas.

Mi compañera de cuarto de secundaria me dio un golpecito con el lápiz, señal que significaba ¡auxilio! Luego me dio dos golpecitos, o sea la pregunta dos no la sabía, la profesora caminaba por los pasillos del salón entre las filas de carpetas, una de las supervisoras estaba sentada en el escritorio, mis libros estaban en el suelo muy al alcance de mis pies, así que hice un rápido movimiento con el pie izquierdo para abrir el libro y empecé a pasar las hojas con rapidez, me ayudaban dos cosas, mi aguda visión y gracias a la constancia con que hacía los ejercicios para pies semiplanos (problemita que para ese momento ya estaba solucionado) podía moverlos como si usara las manitas.  Deslice el libro abierto hacia atrás para que mi compañera pudiera copiar.  

Detesto perder los papeles en todo sentido, que me empapelen me desagrada como a cualquiera, y por culpa de no encontrar un papelito también perdí la paciencia.

Hace poco estaba buscando unos muy importantes y no los encontré, temo que se los robaron junto con libros y revistas que tenía en el escritorio hace unos años, seguro alguna de las últimas empleadas que tuve, nos tocaron tres ladronas una tras otra, todas con recomendaciones y papeles en regla, en fin, eran papeles sumamente importantes en mi vida, que no podré recuperar.

Con ellos se fueron muchas cosas no solo papeles, horas vividas e invertidas, lo que no podrán llevarse son los magníficos recuerdos que llevo conmigo gracias a los papeles.

 

14 comentarios:

el güilo dijo...

Bellos recuerdos, Miyita. Los aromas son una fuente donde rememorar. Como a tí, a mi me encanta el olor de las papelerías. Los lápices recién salidos del sacapuntas, los borradores de migajón que parecen jamoncillos, la variedad de papeles y sus colores, las libretas para cada ocasión, los cuadernos cuadriculados y los de dibujo. Todo en una papelería me llama la atención. Un abrazo.

alex dijo...

Las vueltas que esta dando el papel, verdad, y que forma de contar nuestra historia basándola en un papel... Por cierto, no fue Thiago, fue Theodore.

Un beso cielo

Miyita dijo...

Juas Alex ya le cambié el nombre jajajaja que pena con Theodore, besotes corazón.

Miyita dijo...

¡Cierto los borradores de papa acá!
Aunque no compre nada entro a las librería a mirar un ratito aunque sea pequeño. Gracias Gûilo besitos muchos.

Miyita dijo...

Algo pasa con blogger, se comió mi respuesta al comentario de Gûilo (la primera) me aparecieron cosas en el recuadro del comentario que no estaban antes, y desaparecieron otras, errores numerados y demás cosas raras.

Stanley Kowalski dijo...

Increíble! Hoy fue el día del papel en la blogosfera! Perdí la cuenta de la cantidad de posts que leí hablando del papel. Y todos muy buenos.

Tus recuerdos son maravillosos. Te voy a confesar una adicción que tengo: Amo los pañuelos descartables, ése es el papel que me gusta más! No sé si podría seguir viviendo sin los pañuelos descartables, jajjajajaja!!

BESOTES GUAPA!

Gary Rivera dijo...

oooh coincido con stanley Kowalski, hoy he leido sobre papeles que me estoy animando a yo tambien escribir sobre ellos, es que si uno lo piensa bien, no es el papel sino los recuerdos lo que hace estos post maravillosos!!!

Un besote Miyita! me vacila cuando escribes seguido!!


AAh y muy mal ayudar a tu compañerita a copiar! jejeje muy mal!!!

Rita dijo...

Que bien describes y cuanto me has recordado mi niñez.........
Ummmmmm el olor del papel.......

Damian dijo...

hola, mira que el papel es tan especial para escribir, por mas ipad o pcs superportatiles, no es igual.
se puede escribir en pantallas y luego imprimirlas pero no es igual.
se acabará el papel, supongo q inmediatamente deje de haber madera o sea un recurso en vias de extinción...
y ya estoy divagando uhmmmm :)

Miyita dijo...

¡Stanley también amo el papel descartable! hasta hice cartapesta con él, (forrar cosas con pedazos de papel trozado para convertirlos en cualquier cosa útil)
Besotes muchos!!

Miyita dijo...

¡Uy! proximo post de Gary sobre papeles, eso no me pierdo por nada.
Y...que le voy a hacer eramos plageras (copiadoras compulsivas e inpenitentes) jajajja ni tanto.
Besotes blogamigo.

Miyita dijo...

Hola Rita gracias por tu comentario corazon, besotes muchos.

Miyita dijo...

Damian ese es mi temor también, y no creas... puede ser una realidad en cualquier momento...(¡¡miedooo!!)
Besos muchos.

Luis Baptista dijo...

Como diz um grande cantor portugues, "a vida é feita de pequenos nadas".
E o prazer do papel é um deles, e tu descreveste-o aqui tão bem!

Um beijo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails