domingo, 4 de abril de 2010

LA COLUMNA DE COELHO




La columna de Coelho , publicada en el suplemento Mi Hogar del diario El Comercio de Lima, 4 de abril del 2010

Pilar camina por los Pirineos 

Mientras están tomando café en el único bar de Saint-Savin, su amigo le pregunta si conoce al filósofo Bozorgmher. Pilar dice que no, agitando la cabeza.

-Es un viejo místico iraní que solía decir:

"Yo ya estuve delante de muchos enemigos, pero ninguno de ellos fue más difícil de derrotar que el enemigo que cargo en mi interior". 

"Ya luché contra muchos rivales, pero los peores fueron aquellos que se decían mis amigos".

"Ya comí manjares deliciosos y ya me enamoré, pero lo mejor que me ha ocurrido en la vida es tener buena salud".

"Ya fui atacado y herido muchas veces, pero el dolor más intenso que he sentido lo provocaron palabras venidas de personas que consideraba nobles".

Hace una pausa.

-¿Conoces el ejercicio del otro? Forma parte de una historia escrita hace cien años cuyo autor...
-Olvídate del autor y cuéntame la historia -le pide, mientras caminan por la única plaza de Saint-Savin.

-Un sujeto está en un bar con su grupo, cuando entra un viejo amigo que vivía intentando que las cosas le fueran bien en la vida, sin conseguirlo nunca.

"Voy a tener que darle algún dinero suelto", piensa.

Sin embargo, sucede que dicho amigo se ha hecho rico y esa noche ha venido expresamente para pagar todas las deudas que ha contraído a lo largo de los años.

Además de reembolsar los préstamos que le hicieron, invita  a todo el mundo a una ronda. Cuando le preguntan por la razón de semejante éxito, él responde que hasta hace pocos días estaba viviendo el otro.

-¿Qué es el otro?- quieren saber los que lo rodean.

-El otro es ese que me enseñaron a ser, pero que no soy yo. El otro cree que la obligación del hombre es pasarse la vida pensando cómo alcanzar la tranqjuilidad de poder llegar a viejo y no morirse de hambre. Hace tantos planes, que solo descubre que está vivo cuando sus días casi se han agotado.

-¿Y quién eres tú?

-Soy lo que es cualquiera de nosotros que quiera serlo: una persona que se queda deslumbrada ante el misterio de la vida. Lo que ocurría era que el otro, por miedo a decepcionarse, no me dejaba actuar.

-Pero existe el sufrimiento -dicen las personas en el bar.

-Nadie escapa al sufrimiento. Por eso es mejor perder algunos combates en la lucha por los sueños, que ser derrotado sin saber por qué se lucha.

"Cuando descubrí esto, desperté decidido a ser lo que realmente siempre he deseado. El otro se quedó allí, en mi cuarto, mirándome. En un principio, no quiso aceptar su nueva condición, y no cejaba en intentar poseer una vez más mi alma. Pero yo no le dejé volver a entrar -aunque él haya intentado asustarme algunas veces, advirtiéndome lo arriesgado que era no pensar en el futuro. Desde el momento que expulsé al otro de mi vida, la energía divina empezó a operar sus milagros".  

6 comentarios:

el güilo dijo...

Si parafraseamos a Gandhi tenemos un complemento de este texto: no hay un camino a la felicidad, la felicidad es el camino. Que tengas una buena semana Miyita.

Gary Rivera dijo...

Coehlo resulta inspirador la mayoria de las veces! en otras debo de ser sincero me resulta un poco aburrido, jejeje cuando lo leo siento que camino sobre nubes jejeje pero el efecto es de poca duracion.

gracias por compartirlo!

Miyita dijo...

Gracias Güilo, un abrazo enorme y besos muchos.

Miyita dijo...

Gary gracias por comentar. La verdad, me gusta mucho Coelho, es uno de los lugares donde me escondo un ratito para sanarme del mundo de afuera. Una burbuja, un espacio. Que tengas una buena semana querido blogamigo

alex dijo...

Me encantó, sobre todo la del hombre rico que lo fue cuando dejo salir a su verdadero yo, y no al que normalmente suele estar dentro de nosotros y lleva el control

Un beso cielo

Miyita dijo...

¡Si Alex! este Coelho se las trae, besos muchos cielo que tengas un buen inicio de semana

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails