jueves, 9 de diciembre de 2010

DE DÍA O DE NOCHE BARCELONA ES BARCELONA



 camino a Barcelona
Barcelona de noche.

Llegamos a ella ya oscureciendo, noche cerrada, viento, hojas arremolinándose en las aceras, aroma de mar y campo en el aire, los monumentos no están iluminados, la luz artificial tenue, la gente paseando por las calles sin prisa, y nosotros tomando fotos y más fotos, que importa la oscuridad, estamos en Barcelona.



Pocos días de la visita del actual Papa estamos paseando por esta ciudad costera, no hace frio (bueno yo no siento frio, y si me preguntas si sentí frio en Europa, te diré que solo en Paris y con aguacero, de un día del cual tengo el recuerdo, pero Paris no es para morir, es para vivir la aventura, pero ando en Barcelona)




La Torre Agbar la mirábamos desde nuestra habitación del hotel.  Es un hermoso arco del triunfo el que tienen, cerca me dijeron que está el Zoo pero no podremos visitar (anotado para nuestra siguiente visita si o si) porque solo estaremos allí horas, luego del recorrido en bus nos vamos directamente a la camita porque al día siguiente debemos partir luego del almuerzo casi.




El Maremagnum es un sitio donde encuentras de todo, tiendas, salones de recreación, multicine, cafetería, restaurantes. Si quieres subirte al lugar más alto de Barcelona ve a la torre de telecomunicaciones. La catedral de Barcelona de estilo gótico, la iglesia de la Sagrada Familia construida por Gaudí (más de 100 en construcción)
Las Ramblas requiere mención aparte, encuentras de todo, absolutamente de todo. No pude visitar el mercado de Boqueria por el horario apretadísimo pero está en mi lista de pendientes imperdibles. El monasterio de Pedralbes, las iglesias del Sagrado Corazón y de Santa María del Mar. Los teatros y Plazas encantadoras que tiene.



El aire de Barcelona, el aroma de mar y plantas, el sol, el crujido de las hojas secas, me los llevo conmigo, cosas que no te pueden mostrar las fotos pero para mí son especiales.



Pero claro nunca falta un inconveniente, y lo tuvimos en Confortel de Barcelona. Sin aire acondicionado en los pasadizos, ni en las habitaciones, bajé, informé, pedí por favor, y ni un músculo se les movió a los encargados, que abra las ventanas decía, claro y si me resfrió encima, recién estoy empezando el tour prácticamente me faltan tres países por visitar. 

Mirando fijamente los ojos del muchacho le dije: Soy asmática, ¿sabe que si estoy en un lugar donde no puedo respirar voy a tener una crisis asmática?  Y a pesar de mi inhalador (que tenía en mi mano) que usted vio me apliqué ni bien llegamos al hotel hace bastante rato no logro respirar bien arriba, acá si porque “ustedes” si tienen aire acondicionado abajo, en el resto del edificio no lo hay ni en los pasillos, y si me da un ataque de asma voy a quejarme. Palabra mágica, al instante me  dijeron que activarían el ventilador de la habitación  que no tendría acondicionamiento, “pero al menos podré respirar” le respondí  con cara de monalisa. 



Al día siguiente visitamos la Sagrada Familia, es simplemente espectacular, pero no tomamos ni una foto porque dejamos el bolso del tour en el bus, cuando corrimos por él Javi el conductor no estaba, ni modo no hay fotografías mías de la iglesia de día pero aunque sea pongo las que tomamos en la noche.



Tuvimos que almorzar una pizza a unas calles del hotel, mientras esperamos ocurrió algo desagradable, había un hombre sentado en la primera mesa cercana de donde estaba el mostrador con una niña muy linda, de aspecto descuidado ambos (francamente desaseados) nosotros nos sentamos en la última mesita a esperar nuestro pedido “para llevar”. El hombre se acercó al mostrador hablando alto y exigiendo su pedido, la chica ni lo miró, le dijo que esperara, como a los dos minutos otra vez el tipo se levanta, se acerca y vuelve a gritar que su pedido  no está,  esta vez la chica ni lo mira, a los tres minutos el hombre se acerca a la puerta que lleva a la cocina (donde hay un cartel de solo personal autorizado) vociferando que se llevará su pizza con un vocabulario digno del peor arrabalero (con perdón de los arrabaleros) la chica entonces casi sin mover un músculo de la cara le dijo a sus compañeros que llamen a la policía de inmediato, el tipo se sentó más rápido que inmediatamente. 



No habrían pasado diez minutos cuando uno de los muchachos sale de la cocina y le entrega el pedido al hombre que se va gritando. Al pasar por nuestro lado note la navaja en el bolsillo de parche de su pantalón, ¡Qué miedo! Una hoja bastante grande, brillante, con mango negro sobresalía del bolsillo.  

 Ojo que la zona donde estaba ubicado el hotel es como decimos en Perú una zona de pitucos (gente de clase económica alta), este hombre llevaba cadenas de oro, aretes de oro también, bueno que delincuente no parecía pero peculiar sí que lo era.

2 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Totalmente de acuerdo! Barcelona es siempre bella, no importa la hora!

Me alegro que te hayan gustado las fotografías!

BESOTES GUAPA!

el güilo dijo...

Faltó el pato a la salmis. Cuando el Papa pasaba frente a la Catedral, decenas de gay se besaron, rechazando su discurso "por la familia" (eso que se lo deje a Gaudí, dijeron). Abrazos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails