lunes, 3 de mayo de 2010

Del cine de fin de semana. Nuestro paseo a Pachacamac y la Casa de Don Cucho ¡a comerrr!



Este año mi querido lector empezó bastante feíto, más que feíto para serte sincera pero como unas son de cal y otras de arena te cuento que nos estamos descobrando bastante últimamente. 

Bueno yo me estoy descobrando, Samuelito no puede decir lo mismo, salvo en la comida porque lo estamos cebando como a chanchito para navidad, claro eso si con lo que él puede comer, su fruta, su comida balanceada, alguna miguita de pan de cuando en cuando que le da papá Pocho, o un pedacito de helado de mango, luego de la displasia de próstata, la infección urinaria grave, y ahora los infartos cerebrales que tuvo solo queremos consentirlo y apapacharlo aunque se suba a la mesa de la cocina cuando no estamos en casa o tire al suelo los cojines de los muebles de la sala para esperarnos echado, o cualquier otra barrabasada que haga, que importa, es nuestro bebe guau y ahora será nuestro engreído y malcriado perro . 

Por lo pronto hasta que me autorice el médico no puedo acompañarlo a nuestras caminatas ¡y ya van casi seis meses que no la has hacemos! No te cuento cuantos kilos hemos subido él y yo porque en fin.

Este sábado nos fuimos a ver Furia de titanes una película con muchos efectos especiales producida por la Warner y dirigida por Louis Leterrier. 
La verdad en cuanto a las actuaciones mejor tampoco te cuento, ni Liam Neeson se salva, pero para los amantes del cine de aventura ciencia ficción y efectos especiales es todo un deleite. Conste que pedí helado y no canchita (maíz inflado, pop corn) pero mi marido llegó con una bolsa grande de cancha que no me dejaba ver la mitad de la pantalla. – Pero si es una bolsa mediana Miyita, yo pensé: Mejor me traigo la grande. Pero como seguro no la vamos a terminar dije con la mediana basta ¿no?-


Nos la terminamos en un ratito y ni siquiera había empezado la película, luego a ponernos los anteojos para ver en tres D hasta los comerciales, ya tenemos varias más que no nos vamos a perder.

El domingo nos levantamos muy temprano para dejar listas algunas cosas. Mi marido estaba con antojo de comida criolla pero no cualquier comida criolla –quiero ir a la Casa de Don Cucho-dijo, no sé que vio en la tv pero me tuvo loca toda la semana así que luego del desayuno mientras yo lavaba las verduritas que pondré en la refrigeradora para la semana él buscaba en internet como llegar.

En la camioneta teníamos la raqueta y el maletín de deportes de mi hijo (luego tenía clase de tenis), la bolsa con mis zapatillas por si las moscas (¿y si hay tierra? O peor ¿si hay cascajo?  ¿Y si el terreno es mismo cerro? ¿y si está lloviendo y es un lodazal? 
¡Ah! Yo soy previsora, pastillas para la migraña, dolor de panza, alcohol, gravol para las nauseas, papel higiénico (mi suegra también lleva lo mismo ¿ya?) agua embotellada (¿y si no tenemos con que tomar las pastillas?) ¿Ya se pusieron el bloqueador? (claro las chicas ya lo teníamos puesto, ¡milagro! Mi hijo también lo tenía puesto) hacia un solazo de esos de pleno verano (¡ah! Eso sí, todos llevamos por si acaso una camisa de manga larga, claro tanto machacarles algo se les queda en sus cabecitas llenas de pelotas, si no son de futbol son de tenis) si estamos en Mayo y se supone que en Mayo en Lima hace frio, te pelas de frio, porque ya no hay “media estación” como decía antes mi mamáma, ahora hace calor que te derrites y a las dos horas te congelas como perro peruano sin pelo, sin  chompa (sueter) (perro peruano: raza de pelo sin pelo del Perú cuya temperatura tiene 3 grados más que la de los humanos, oficialmente reconocido como patrimonio nacional de Perú. Clasificación en la federación Cinológica Internacional FCI con sede en Thuin Bélgica como perro sin pelo del Perú en su nomenclatura de razas con el número 310, Grupo V, tipo Spitz la de los perros atléticos y ágiles ideales para carreras y en la sección 6 en la que ubican a los perros tipo primitivo. Este perro aparece en los ceramios de distintas culturas preincas como Vicus, Mochica, Chanchay, Sicán y Chimú desde el año 300 a. C. hasta el 1460) o sea imagínate que te tiran calato (desnudo) en medio de las estepas Siberianas ¿ya? Igualito nomas.

Según la página de Don Cucho “todos los caminos conducen a la casa de Don Cucho”, muy confiados nos dirigimos a la antigua carretera Panamericana en el Km. 33. 

Para empezar ¡¿Dónde están los hitos del kilometraje?! ¡onstan! No están, por ningún lado, ni a la derecha ni a la izquierda ni por ningún lado, ¿nombres de las calles en donde estás circulando? Quien sabe señora porque yo no soy de acá. 

Después de media hora de camino y meternos a la izquierda en la intersección anterior a la que debíamos hacerlo, vimos un letrerito chiquitito perdido entre un montón de letreros La Casa de Don Cucho, letrerito rojo con la flechita hacía adelante, entonces seguimos confiados hacia la izquierda como decía el plano que había sacado mi marido de internet, y bueno era una cuadra grande de frente, luego a la derecha otra calle larga y a la derecha de nuevo y ¡zaz! Estaríamos en la Casa de Don Cucho.

Pasaban las calles y nada. Los letreritos rojos con la consabida flechita hacía adelante seguían apareciendo colgaditos en los postes de luz (felizmente o hubiéramos sabido ni por donde ir) llegó un momento en que mi marido dijo: Pobre que no me guste la comida de Don Cucho porque de regreso agarro todos los letreritos y les pongo la flechita volteadita. 

Teníamos reserva para la 1.30 p.m. de la tarde.  No veíamos casi nada delante por la cantidad de polvo que levantaba una camioneta roja delante de nosotros. -¿Qué es eso…no es un eso es un él,  pero que es él?- Me refería a una figura extraña con algo en la cabeza, en las piernas y en los brazos, al acercarnos más vimos que era un policía con parte de su aparataje puesto (en mi vida había visto un policía con tata cosa encima) ¡en fin! Estamos cuidados por lo pronto.

Nos estacionamos como a una calle de la entrada. Bajo de la camioneta y siento las piedritas cortadas bajo mis sandalitas, como pensé, a ponerme las zapatillas. 
Una cola muy nutrida de gente en doble fila y sin dejar pasar nos precedía, mi marido claro se acercó, se identificó y por supuesto pasamos todos, mis suegros, mi hijo y yo, la gente empezó a murmurar cuando mi marido le dice al chico que lo recibía: ¿podrías llevarme a mi reserva por favor? Mesa para cinco en un área tranquila pedí. 
Chitón boca, todos callados, ni un murmullito más los de la cola, para que no hacen reservas pues.

Entré tomando fotos y mi hijo criticándome por hacerlo. Son muy organizados, la zona de parrilla, la de los postres, la del batán, la del saltado de Don Cucho con Cucho La Rosa preparándolo él mismo, como cuatro hornillas de cocina industrial, sendas sartenes al fuego vivo, cebollas generosas, carnes, tomates, ajíes verdes, dorándose y saltando maravillosamente y un aroma increíble, que cara me habrá visto Don Cucho que me dice: Hola que tal. Como estaba bastante lejos de él y el ruido era fuerte no me iba a oír así que lo saludé con la mano y una sonrisa.
El lugar es acogedor. La Hacienda Casa Blanca es la Casa de Don Cucho, su ambiente campestre  grandes árboles, mucha vegetación, sus “salones” como si fueran unas cabañas con mesas bien distribuidas, alguna tiene las canastas de paja del mercado colgadas del techo, otra las ollas de fierro enlozado, hasta una tetera vimos colgada, la nuestra tenía mantitas serranas. 
Los mosos pasaban con la comida que se  veía y se olía espectacular, pero yo estaba asustada por el tamaño de los platos, ¡esos no eran platos eran fuentes! ¿Serían para picar? (comer varios de un mismo plato: picar). 
 Cebiche
Nos pedimos cebiches de entradita mi suegra y yo,  anticuchitos de res con su papita dorada su salsita criolla de cebolla roja y ají más, la tamalada (que la recomiendo, una humita blanca deliciosa, el tamalito verde de culantro molido en batán no en licuadora que es lo máximo, el otro no me gustó mucho porque llevaba cerdito, su acompañamiento de chicharrón)  para mi hijo un chupe de camarones (que ya él solito es una entrada y una salida porque de ese plato comen dos) contundente con muchos camarones, arvejitas y habas, que cosa más rica la verdad. 
 Anticucho
De segundo plato mis suegros pidieron un tacu tacu a lo misio (sabana de bistec de res, huevo frito de dos yemas, un plátano frito, salsa criolla) el tacu tacu es una mezcla de sofrito de frejoles cocidos y arroz aderezado, les digo algo, de esa fuente porque no es plato, comen tres perfectamente. Mi marido pidió sus frejoles con seco de res y cuando vino la fuente yo ya estaba aterrada, ¿cómo hará para comerse todo eso? 
 Chupe de camarones
Porque sinceramente con mi plato de cebiche y mis dos mitades de tamalitos yo estaba satisfecha y había solo un pequeño lugarcito para mi plato de picarones de postre del cual estaba antojada desde hacía más de nueve años (no bromeo, nueve años que no comía picarones), no sé como hizo pero se lo comió, la carne se deshacía de suave y el secreto según me contaron es el tiempo de cocción.
 Frejoles con seco de carne
Luego nosotras nos fuimos a caminar y ellos se quedaron conversando. Paseamos por las instalaciones, miramos como se usaba el batán para moler las salsas, recordé como mi madre en el norte usaba su batán para moler, había licuadora en casa pero queda más rico hecho así. 
 Picarones

Detrás de la batanera estaba Don Cucho preparando su saltado entonces le pedí permiso para tomarle una foto, Cucho ni corto ni perezoso me invitó a pararme junto a él y tomar su cucharon para revolver el saltadito de la sartén, yo más rápida que inmediatamente sorteé las sartenes que estaban a fuego vivo con esas cocinas industriales bulleras que dan un calor tremendo realmente. 
 Don Cucho y Miyita
Elena y Don Cucho
Mi suegra nos tomó la foto y luego le tomé la foto a ella, nos contó que justamente el plato que a él más le gusta es el frejol con seco y carne de res que había pedido mi marido, fue así como tenemos estas fotos tan graciosas.




9 comentarios:

Gary Rivera dijo...

cuando dices fds te refieres al sabado o al domingo??

yo estuve el sabado, tambien llegamos despues de una trancaza! y que rico se come!!! he descubierto un paraiso! comida rica! nada de platos inmensos con unas migajitas en el centro! sino un buen cerro de comida en el centro como a mi me gusta!!!

Miyita dijo...

ajjajajajjaja Gary todo el mundo fue a Pachacamac este finde pasado! un blogamigo que se dedica a hacer ciclismo y demás deportes de aventura también fue. Nosotros fuimos el domingo, cerros eso cerros de comida, Cucho dice que su plato favorito es el seco de carne con frejoles y arrocito, mira tu lo sirve en una fuente grandota que mi marido no sé como hizo para comersela toda (salvo 4 cucharadas, más bien tenedores y chiquitos que le metí a su fuentaza) y...esos platos que te sirven en los restaurantes fichos ya viste, un día me sirvieron en una fuente grandota rectangular muy fina se veía, tres rodajitas de pescadito sobre con verduritas creo que tres arvejas por cada rodajita y me cobraron el doble que un plato de Don Cucho donde oye en serio...tu te puedes comer esos platotes solito? mis respetos Gary que tal filo!!! jajajajjajaja un besote blogamigo

alex dijo...

Parece muy chulo el lugar y que lo pasaron bien.. lo mejor es ir en familia y con amigos, es genial...

No me hace mucho la peli, la verdad... no le tengo mucho animo. ejej

Un besote cielo

Miyita dijo...

Si Alex asi es muy bonito, ambientes para la familia con chicos o familia de gente mayor, se come rico. La verdad corazón no te pierdes de mucho con la peli, salvo si te gustan los efectos especiales. Besotes enormes

el güilo dijo...

Se me hizo agua la boca. Tengo antojado el anticucho ese. Lo que no entendía, hasta que te vi con don Cucho, es dónde habías dejado los lentes 3D. Un abrazo

Miyita dijo...

Gûilo, no me digas que crees que los dejé sobre la nariz de Don Cucho?
A ver, si mal no recuerdo te dí la receta del anticuchito hace años!! hazme acordar porfa para pasartela si? besos muchos y abrazos más (tu cocinas muy bien y si los haces mira, ya puedes poner tu anticuchería Don Gûilo y san se acabó te llenas de clientes)

P1ETRO dijo...

que tal comelona ese dia eh .. la verdad que no e tenido el gusto de caer por la casa de don cuchito ... pos sera algun dia con reserva previa claro. pero que tal travesia la de ustedes para llegar al punto jaja... a y si pues estuvimos con el grupo cleteando tambien ese dia por pachacamac a ritmo de salida ciclo educativa ja .. salu2

RBC dijo...

Ya se me abrió el apetito y faltan unas horas aún para el almuerzo o_o
saludoss :)

CHOPINGO dijo...

Que lindo,gracias por reirte,sabes hoy despues de morderme ,una semana,intente que no me llevara la locura,bueno,intentere que rias mañana con el nuevo post.

Tan lejos y tan cerca de Canarias hasta en la gastronomia.
Besos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails