viernes, 21 de mayo de 2010

SUPLICIO CHOLO O HISTORIA DEL BALON DE GAS PELIGROSO


  Para evitar esta imagen
Voy a contarte lo que me acaba de suceder hace solo unas horas.

Resulta que ayer me torcí la pata, vamos a hablar con propiedad, tengo un esguince en el tobillo derecho. Pero allí no queda la cosa, hoy mi marido tiene un curso todo el día y antes de irse cerca de las 7:30 a.m. me dice muy suelto de huesos  “no hay gas, allí te dejo dinero por si te falta”.

Bueno como tú no sabes querido lector yo te cuento, vivo en un segundo piso, tengo el pie vendado con tensoplast (porque me negué rotundamente a usar botita de yeso, primero porque pesa horrores y más es lo que se me va a bambolear en la cama al tratar de dormir, me voy a despertar cada cinco minutos y encima por el peso no voy a poder sostener el pie en esa posición) le rogué al médico que me pusiera una venda de tensoplast, no tengo fractura ni fisura ni ninguna otra “ura” salvo la torcedura así que consintió.

Estoy usando muletas porque no logro asentar el pie en el suelo sin gritar como loca, para bajar de mi dormitorio tengo que hacerlo por las escaleras, es que fíjate, en la parte de atrás de la casa compramos los aires, entonces construimos el escritorio, nuestro dormitorio, el dormitorio de mi hijo, y la azotea, en esos aires, por lo que en cada piso está cada habitación, y por lo tanto tengo mucha escalera para subir y bajar en esa área de la casa.  Mi casita es una L  (exacta así igualita es, tu entras por la horizontal y subes por la vertical hasta la azotea para ver un hermoso cielo azul con alguna que otra nubecita el día de hoy).

¿¡What!?  ¿¡Recontra What!? Pero oye cómo crees que haré subir al gasero.

Tírale las llaves

¿A un perfecto desconocido?

¡Ah! Ya tu ve yo me voy estoy apurado

Obviamente que yo veo, si yo veo todo, no faltaba más una patita coja no me va a amilanar.  Llamé a REPSOL  a su teléfono ese que termina en 3 bueno pues que en quince minutos señora tiene usted su balón primium en la puerta de la casa.

Llegó un chiquillo bajito y delgado con pinta de regetonero (salvo porque no llevaba cadenitas) yo bajé despacio y subimos a colocar el balón. Allí empezó mi suplicio cholo.

El chiquito seguido del gruñón de Samuel (odia, detesta, los balones de gas y a los que los traen pero jamás los muerde, solo los olfatea los gruñe y hasta se les salta encima pero morder, eso nunca, sus colmillitos jamás se ensuciaron con pieles gaseras)

Saca el balón de gas de la compuerta que tengo para esto al costado de la cocina y empieza a zarandear la valvula de izquierda a derecha como si quisiera descoyuntarla.

¡Oigame deténgase! Pero que está haciendo, si no sabe sacarla por favor mejor llame usted a un compañero de trabajo para que lo haga ¿sí? –yo-

No siñora qui yo se sacarsh  -él-

¿Está seguro? –yo-

Si puis –él-

Bueno saque la válvula entonces pero no la zarandee, esta válvula  la sacan muy rápido los que vienen a reponer el gas. –yo-

El muchacho arremetió con más fuerza contra la pobre válvula que me parecía iba a deshacerse en sus manos.

¡No! ¡Deténgase! ¡Suelte eso ya! Pero usted sabe o no sabe hacer esto? Pregunté nuevamente indignada, el chico se limitó a responder que si sabía pero que lo hace muy poco, que en realidad solo lo había hecho un par de veces, lo que pasa según él es que esta válvula es de las viejas y no sirve y seguro yo le estaba echando la culpa de que no funcione bien bla bla bla.

Oye papito, aguanta tu carro, mira una cosa, si no te das cuenta esa es una válvula de balón primium, no tiene nada de vieja,  aparte de eso tú no sabes sacarla de su lugar ¿ya? Voy a llamar a REPSOL. –yo- (ta que se me sale la rica vicy por mi madre, rica vicky para quien nosabe es un distrito popular de Lima, La Victoria) (jejeje ta que bien achoris yo)

 Pero claro que llame, la chica de turno me indicó por teléfono la forma en que debía sujetar la válvula y apretar para que se soltara.

Nada, no se soltaba, con el teléfono en la mano derecha, la muleta recostada sobre mí, haciendo las maniobras con la izquierda solté la válvula y lo mire.  Cara de sorpresa tenía.



Conste que yo jamás había sacado la válvula primium del balón ¿eh? Y tu se supone que eres el que hace los recambios, ya dale pon la válvula en el otro balón. –yo-

El chiquito empezó a jalar, empujar, zarandear la válvula de nuevo para meterla en el balón que había traído.

¡Trae acá! le dije extendiendo la mano

Puso la válvula en mi mano y con poca dificultad la coloqué en su sitio.  Ya ahora tu pon esto a funcionar le digo.

Para esto mi tía ya estaba en mi casa preocupada porque  había visto al gasero y lógico quería darme una mano.

¡Está saliéndose el gas! Gritamos a coro ambas cuando este chiquito inepto giró la perillita para abrir el paso del gas y escuchamos el silbido horrible y fuerte seguido del olor nauseabundo escapándose.

Ambas corrimos (yo solo salte en un pie) hacia el balón a cerrar el paso del gas cuando veíamos que el tetelememe este no atinaba a nada.

¿Pero no se da cuenta que sale el gas? –yo-

¿Oye no tienes narices hijito? – Mi tía-

Si así es puis, así suina –el gasero-

¡Tú estás loco – ambas-

Empezó la segunda del noveno. Decisiones,  como cuestan. Llamadas a  REPSOL urgentes para que envíen a alguien a ayudarnos,  me ofrecen enviar un asesor que no saben a qué horas llegará, les digo que gracias pero mejor llamen a alguien que sepa cómo sacar una válvula atorada en un balón que escapa gas y rápido (8:15 aproximadamente).  Le decimos al inepto que llame a alguien de su distribuidora a auxiliarlo, claro que no quiere puis ¿no ves que lo van a colgar? ¿De dónde lo van a colgar? No sé ni me importa pero como no solucione el problema amenazo con colgarlo de mis muletas y usarlo de suvenir. El inepto quiere irse y que le pague, mi tía quiere comérselo crudo, Samuel está afilando sus colmillitos y su carita chueca desde el derrame cerebral se ha puesto más chueca aún por la tensión y ya está levantando el labio, mala señal.

Salimos los cuatro al balcón o nos asfixiamos y justo veo a uno de los chicos de seguridad en su bici. A gritos le pido auxilio, más rápido que inmediatamente corre en mi ayuda. De dos trancazos sube las escaleras, le informamos del hecho y mirando amenazadoramente al inepto con cara de buldog (el vigilante se parece a un buldog) le dice que o soluciona el problema o de aquí no se va.

Mientras tanto en una de las cuchumil llamadas hechas a REPSOL me dijeron que mantenga la casa ventilada, no encienda ni apague ningún artefacto eléctrico, ni los interruptores de la luz y que no me preocupe (si como no).

El buldog, digo el vigilante le sugiere al inepto que llame desde el teléfono público que hay en la esquina a su base para que nos ayuden, bajan juntos.

Mientras tanto los minutos pasan, el balón silba y apesta, mi tía y yo nos mareamos en el balcón, Samuel parece la del exorcista con su cabeza que va a girar 360º.

Obviamente yo no le pagué al inepto, que se vaya o lo terminaremos usando de trapeador. Mientras tanto los minutos pasan y pasan ya va casi una hora y estamos en el balcón y no viene nadie. Se cumple la hora y aparece un camioncito cargado de balones de gas, uniformados y bien identificados. Sube un muchacho bajito.

Siñora qui paso, voy a solucionar el problema.

Mientras le cuento todo el rollo completo y mando a mi tía a su casa completamente mareada. El nuevo cholito bajito pero vivo toma la válvula gira la palanca, se escapa más el gas pero muy rápido corrige el movimiento volviéndola a cerrar, luego hace dos maniobras rápidas más y revisa la válvula.

Una vez retirado el balón peligroso, me dice que la válvula parece que está bien, cuando le comento la forma en que el inepto estaba manipulándola abrió tamaños ojazos, los mismos que abrí yo cuando me entero que el inepto trabaja en la misma distribuidora del cholito vivo.

Sugerencia de mi parte: o cuelgan al inepto no me importa de dónde y luego lo botan, o lo adiestran pero sinceramente creo que el inepto no es para este trabajo.

El cholito vivo se disculpó, dijo que arreglaría el asunto (me importa muy poco si lo hace la verdad no creo que hagan nada pero por lo menos ya sentamos precedente).

Son las 11:56 y por fin estoy tomando mi desayuno mientras te cuento esta historia.


En fin…estoy por quejarme a INDECOPI diz que la oficina que se encarga de velar por que estas cosas no sucedan ¿será cierto eso?

12 comentarios:

RBC dijo...

Es lamentable lo q te pasó Miyita. Creo q con lo del pie ya tenías suficiente. Pero a veces asi suceden las cosas.

El gas es un combustible peligroso si no se toman las medias necesarias para evitar un accidente.
Supongo q ese joven al q describes, ya le habran puesto en autos sus jefes y esperemos haga mejor su labor en adelante.

Que te recuperes pronto del pie y del susto :)

abrazoss

PD: ese ruidito en tu blog mientras esta abierto me dá miedo o_o (me distrae, parece un pericote ji ji ji)

Gary Rivera dijo...

jejejee que piña!!
a veces uno se topa con cada engendro!!
Yo peleo con los de telfonica y cable magico!
Con el gas hasta ahora no he tenido problemas!
espero te recuperes de tu lesion pronto! Que paso ? como ocurrio el esquince?
Eso explica porque has estado alejada ultimamente!
te envio un besote enorme!

CHOPINGO dijo...

Recuperate mi amiga.
Un beso y un abrazo,ten cuidado la proxima vez.

lauruguacha dijo...

Uy Miyita! Fue una de esas situaciones en que una piensa "cómo llegué a esto"! Me sentí ansiosa de sólo leerla! Qué te mejores pronto, yo me esquincé en abril y es muuuy molesto!

el güilo dijo...

Esoy atónito imaginándote de gasifitera en muletas. Qué bueno que no pasó a más. No creo que esperes nada del Indecopi, este es un caso para Samuel o para la Araña de Tobi. Mejórate. Un abrazo.

Miyita dijo...

RBC El ruidito es una oveja que si bajas con el cursor la encuentras, tienes que darle de comer y hacerle mimitos jajajajja besotes cielo.
¿Sabes? creo que no le harán nada, ojala pudieran hacerle entender que lo que hizo es sumamente peligroso, ¿te imaginas como seleccionan su personal algunos? da mello!!

Miyita dijo...

Gary fijate que me dió un sindróme vertiginoso (creo que así se dice) lo que estaba viendo se giró hacia la derecha y mi cuerpo también (ya me ocurrió esto un par de veces y con suerte por que la primera vez caí sobre la mesa del comedor y la segunda sobre el sofá) en fin...ni modo toy piña, me via bañar con ruda que me pasen el cuy el huevo me lean los pallares y la coca juasssssss
Naaaa simples ocurrencias blogamigo y si... por eso ando poco por acá, besos y abrazos muchos.

Miyita dijo...

Chopingo muchas gracias besotes desde Lima.

Miyita dijo...

Uru miga lele feo, ya ve, ni modo, así suceden las cosas pero prefiero verlo por el lado cómico porque cuando lo viví...sinceramente...por poco pongo al inepto realmente de suvenir en mis muletas. Besos muchos mi querida a usted y a la familia.

Miyita dijo...

Gûilo como siempre tienes razón, es un caso para Samuel y la araña de Tobi definitivamente INDECOPI a lo más recibirán mi queja y la seguirán, si tengo suerte pueden ir a REPSOL a exponer el caso y si me saco la lotto seguro que también les llaman la atención pero que va, estamos en el tercer o cuarto mundo, a nadie le importa ni a la mitsubichi ni a la chevrolet. Besos muchos

alex dijo...

pero que miedo, no???? ufff, yo de las cosas que peor llevo son las bombonas de gas... que imagino será lo que allí llamais el balón de gas.. Me daban mucho miedo de pequeño.. ahora va todo por conducciones de gas, que no se que será más peligroso, pero bueno...

También vaya peligro con el empleado, jajaj, la madre que lo trajo, para haber creado una autentica desgracia.

Un beso cielo

Miyita dijo...

Alex si!! dan miedo las tuberías y los balones o bombonas del gas y dan muchísimo más miedo los responsables de todo esto. Besote grande para tí.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails