viernes, 13 de abril de 2007

Cuento casi largo: La história de Charly o Las ansias de volar

Mi hermana tenía y tiene adoración por los animales y ellos por ella, bueno también ocurre otro tanto a mi tía materna Felipa; ambas siempre estan encontrando perros, pájaros u otro bicho que necesite ayuda. Cuando mi hermanita era pequeña, no mas de 4 o 5 años, tenía un guaguawasi (guagua: niño; wasi: lugar de niños, o sea una guardería) pajaril. No había mamá pájara que no le dejara sus criós al cuidado mientras quien sabe lo que iría a hacer, mi tía me decía que no sólo las hembras cuidaban de sus crias, también los machos. Lo cierto es que un día a inicios de verano se fué el último pichón de pájaro y el jardín interior quedó libre de bichitos bulleros, por fín paz en el hogar pense, y campo para jugar con la pelota cuando mi madre no anduvíera en casa; porque vamos ni que fuera una cancha de fútbol no, mas bien era un jardincito pequeño con una enorme madreselva pegada a la ventana de la salita de la tv, un cerco de matitas pequeñas alrededor, pimientos, ajíes, tres arbustos de buenas tardes, una higuera al fondo izquierda, llena de higos a partir de octubre si mal no recuerdo, césped y el caminito que daba al cuarto de escritorio y zona de planchar; iluminado de noche por la luna y dos tubos fluorescentes horrendos y grandes uno de ellos verde (gustos de mi padre que no llegué a entender jamás) y claro, era por eso que yo no podía jugar a la pelota allí, y por las ventanas. Mi hermana andaba con la cara larga cuando mi madre que se preparaba para ir al mercado le dijo que la acompañe que a lo mejor así se le pasaba la tristeza.-Qué vá mamá si a esta resortes chillones no se le pasa lo tarada con nada- le dije con toda intención de molestarla metiendo un dedo en la cola ensortijada que tenía por peinado,-poing, poing- seguí diciendo topando la cola de caballo pero ella ni se inmutó, miraba el suelo tristemente y ni su ratón horrible "TopoGigio" la hacía sonreir. -ve chillo, a ver si te compran algo y vienes con cara de loca ¿si?- le dije guiñando un ojo mientras la empujaba hacia la puerta de la cocina; ahora sí la casa toda para mí y a ¡jugar!.
Los gritos se oían desde el jardín, salí corriendo con la pelota hacía la puerta de la cocina que estaba abierta de par en par mientras mi madre cerraba la reja y metía la canasta del mercado colocándola sobre el suelo,- vayan a jugar y dejen que yo ordene aca ¿si chicos?- decía mi madre mientras a toda carrera chillidos número uno iba al jardín. -¡Mira, mira! no vas a adivinar que tengo en esta caja de zapatos- pues no, la verdad no tenía ni idea, menos cuando quize tomar la caja para abrirla y la chillidos me dió un empujón en el estómago bastante fuerte,-¡no! así los vas a botar, mira- y puso en el césped la cajita mientras la destapaba, de pronto vi unas bolas amarillas apretujadas.-¡Pero loca que compraste!- mi hermanita se desternillaba de la risa mientras me decía que yo era un ciego aparte de tonto. -Pollitos bebes-, la caja estaba llena de pollitos, en casi todas las variedades de amarillo naranja a amarillo pálido, no recuerdo bien cuantos eran pero no me hicieron mucha gracia, ya tenía de nuevo competencia en el jardín, el enojo me duró poco porque los bichitos nada mas ponerlos en el césped no alcanzaban ni siquiera a caminar, eran muy pequeñitos los pobres, Mi madre con mucho tino los puso dentro del cerco de matitas pequeñas para que no los pisara y para que ellos pudieran caminar a gusto. Pasaban los días y mi hermana ínvariablemente aparecía tempranito con la caja rumbo al jardín a soltar sus pollos y luego por la tarde los metía hasta el otro día.Una mañana oí carreritas en el járdín y me asomé a mirar por la ventana de la salita que da al jardín, los pollos corrían por el derredor del jardín, se trepaban a las matitas y saltaban de ellas, resultaba divertido verlos, parecían niños revoltosos, habían crecido bastante, casi el doble ya. La semana pasó volando, llegó el sábado día de visita de la familia, tía Felipa y mi abuelita materna nos visitaban como casi todas las semanas y mi querida chillona las llevó al jardín para que vieran el progreso de sus pollos, mi madre las siguió; yo mientras devoraba algunos de los hijos calados que trajo la abuelita, este dulce iqueño es muy laborioso, se prepara de higos verdes cortados en cruz en la base, remojados por tres días en agua con sal, y luego cocidos con azúcar hasta que se ven casi transparentes, mmmm delicioso... me parece que los saboreo, de pronto los gritos me hicieron soltar el último higo que me comía. En los últimos meses había escases de agua el Lima así que toda familia que no quería quedarse sin agua tenía que aprovisionarse de la misma en baldes enormes, nosotros teníamos en el jardín ahora los tales baldes tapados por si las moscas no fueramos a quedarnos sin agua,los cortes eran intempestivos asi que mejor precaver. Me acerqué con cuidado porque los gritos que daban no eran precisamente de alegría, lo demonios con plumas y picos habían prácticamente destrozado las matas de buenas tardes, solo estaban las ramitas desnudas, intentaban subir a la madreselva, pero creo que el sabor no les agradaba mucho asi que fué respetada, hasta la matita de ajíes estaba dañada, los pollos parecían hordas de salvajes, corrian, se trepaban a todo lo que había incluidos los baldes que eran bastante grandes, la enredadera quedaba cerca de ellos así que la utilizaban para sus prácticas de vuelo, porque me supongo que eso intentaban hacer, volar. Al cabo de algunas semanas, los pollos habían cambiado de apariencia, bueno, todos menos uno, el tal Charly; feo, raquítico, enano, a diferencia de sus hermanos que le doblaban el tamaño y el peso; y claro ya no respetaban a nadie ni a nada para sus fechorías, saltaban desde donde fuera (humanos, perros o plantas) mi madre estaba harta de espantarlos, sólo sobrevieron la higuera y la madreselva, teníamos que mantener la puerta cerrada para que no invadieran la casa o tendríamos plumitas y otras cosas regadas; la única feliz con los energumenos esos era la chillona de mi hermana, pero no todo puede ser eterno en el pais de los pollos a pesar de sus juegos, especialmente hacer lo que hace prima, este era el mas avesado pollo que ví en mi vida se le ocurrían cada acrobacia pollil y los demás trataban de imitarlo (lo que lograban después de muchos intentos), cierta tarde oímos los gritos desesperados de mi hermana llamando a mi madre, descubrió a sus pollos metidos dentro de uno de los baldes ahogados; al parecer la empleada que hacía la limpieza se olvidó de tapar justo el que más próximo a la madreselva. Sólo se salvó el raquítico, digo... Charly, porque no lograba subir aunque lo intentaba, eso salvó su vida. Hubo entierro en el jardín, la tristeza de la pobre duró varios días, Charly fué el mas beneficiado porque se convirtió en un pollo engreido, ya no paseaba por el jardín sin supervisión, podía andar libremente por la casa, picotear todo lo que se le antojara. Poco a poco mi hermana fué olvidando a los otros pollos, es mas, cuando le hablé de esta história casi ni la recordaba. Charly vivió junto a nosotros hasta convertirse en un pollo joven, tenía su dormitorio en la azotea, comía de nuestra mano, acudía cuando se lo llamaba por su nombre, sabíamos que se acercaba por el fuerte ruido que hacían sus patas sobre el piso, llamaba la atención su vitalidad. Mi hermana le daba pollo crudo en trocitos, sugerencia hecha por mi abuela, que a su vez había visto hacer esto a su segundo marido cuando tenían una granja, también gustaba de comer lechuga recuerdo, no se que más le darían al pollo este pero era bastante mas grande que los pollos de su edad, aún no cantaba y tenía el tamaño de un pollo adulto, había dejado de ser el raquitico para convertirse en un blanco y hermoso pollo. Las sorpresas no cesaban con Charly, un día que subo a verlo antes que lo hiciera mi hermana me dí con la sorpresa de ver plumas en el piso de la azotea. La cama de Charly, por asi decirlo, era una especie de jaula grande de alambre para pollos con una puerta chica, una ruma de papeles y estaba tapada durante la noche. Suponiendo lo peor, que algún gato desgraciado había dado vuelta al pollito me precipité sobre la manta que la cubría, para mi sorpresa allí estaba en pie Charly mirandome tan tranquilo, pero ¿de dónde venían las plumas?, me agaché a examinarlas, chiquitas, grises...¡grises!, es una tortolita, pero tantas...de hecho un gato estuvo acá y la devoró, -que suerte tienes Charly- le dije mientras abría la puerta de la jaula cuando el pollo salió y cerré la puerta vi que al costado había algo, metí la mano para sacarlo y examinarlo. Mi madre estaba parada a mi lado preguntandome que hacía cuando me incorporé con el objeto mostrandoselo. -Mamá... esto no es ...¿una tortolita? o por lo menos, lo que queda de ella-. Y eso era, los huesos de una tortolita muerta, no encontramos nada mas dentro de la jaula y no entendíamos como llegó a parar allí cuando a los días volvimos a encontrar otro cadaver de pájaro, pero esta vez... Charly se lo estaba comiendo. Habiamos creado un mounstruo, era un pollo canival, o ¿existe otro nombre para un pollo comedor de aves?, el nuestro era un pollo canival. Tratamos de no darle mas carne cruda, pero el daño estaba hecho, Charly tenía instintos agresivos, de pronto empezó a atacar las babuchas de quien fuera (una especie de zapatilla de lana a cuadritos con un pompóm en el frente) motivo por el cual jamás volvió a ser usada en su presencia, so pena de ser atacado por un pollo loco que se avalanzaba sobre tus pies con el pico por delante como una lanza a velocidad de rayo y con todas las plumas erizadas que no paraba de picotearte, debía doler por las carreras de las mujeres de mi familia cuando veían al pollo que adoptaba actitud de ataque y las persegüia por la casa, invariablemente se metían al baño hasta que cualquiera de nosotros cargaba al pollo en brazos y se lo llevaba del lugar. Charly empezó a volverse incómodo para los vecinos porque la naturaleza lo llamaba a cantar. No cantaba al salir el sol, Charly se subía a cualquier hora del día, noche o madrugada a la parte mas alta que encontraba y lanzaba sonoros kikirikis al aire, vaya que lo hacía fuertemente, yo moría de risa cuando se trepaba al televisor y desde allí golpeaba las alas tomaba aire y lanzaba su mas estridente, desgarbado y desentonado kikiriki, con su cuello estirado y las plumas erizadas, mientras parecía que botaría los pulmones por el pico. Nuestro pollo no había olvidado sus deseos de volar y ahora como podía subir libremente por la casa, saltaba desde cualquier mueble alto, ventana, balcón o techo que se le antojara, cuando lo hacía desde el piso alto y caía hasta el jardincito interior (de pico, siempre con el pico por delante) lo recogíamos y lo revisabamos para ver que no se hubiera roto algo, pero lo peor estaba por venir. Los vecinos de la cuadra se cansaron de avisarnos que el pollo corría por la calle con dirección a quien sabe donde, nuestro pollo estaba incontrolable, saltaba y saltaba con la intención de volar, llegaba lejos porque los vecinos de la espalda de casa nos pasaban la voz que lo acababan de ver pasando por ventana (con el pico por delante claro), hasta que una vez no lo vimos mas. Charly no aparecía, ningún vecino daba razón de él, salimos en todas direcciones preguntando por nuestro pollo pero nada, ni rastro. Dicen las malas lenguas que los vecinos que vivían a tres casas de nosotros se commieron a Charly en una olla de arroz con pollo, hace poco me encontré con uno de los hijos y no supo que responderme, a lo mejor fué cierto, nunca lo sabremos.

2 comentarios:

Banco de Imágenes Gratuitas dijo...

Hola,

Ha sido un placer el enterarme a traves de Technorati que haz enlazado a nuestro Banco de Imagenes Gratuitas desde tu blog...

En este momento, tu espacio tambien ha sido agregado a nuestra lista con el nombre de "Espacio para compartir" en la seccion "Los blog de mis amigos"

Recibe un abrazo y mis mejores deseos para ti...

Sinceramente,
Jose Luis Avila Herrera

Miyita dijo...

Muchas gracias por tu visita y por enlazarnos, tenemos poco tiempo en internet y en el blog; Banco de Imagenes es un blog muy bueno y de mucho interes, otro abrazo para ustedes.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails